Las otras

Lo primero que haré es disculparme, porque con esta entrada no quiero ofender a nadie, sólo liberar un poco mi alma.

Quizá es cruel lo que voy a escribir, y quizá no sepa expresarlo de la manera más adecuada, pero sé que llevo semanas pensando en escribirlo, y que si no lo escribo estará rondando mi cabeza mucho más tiempo.

Las otras son todas las mujeres que saben que pueden quedarse embarazadas.

Por supuesto, en ese amplio grupo hay muchísimos tipos de mujeres. Las que me ponen nerviosa son ese grupo que  a los dos meses de empezar a intentarlo van y te dicen, (¡a mi!), que es muy difícil y que no esperaban tardar tanto (y luego se han quedado embarazadas ese mes o al siguiente). O el grupo que te dice que ni lo estaban intentando y ha sido un "accidente". O el que te dice: relájate, es que ahora tienes mucho estrés, en verano, con las vacaciones será más fácil (y ellas lo consiguen en verano con las vacaciones).

Y tú te indignas, pero animas a las que llevan dos meses intentando tener un bebé como si llevaran toda la vida, y secas las lágrimas de las que han tenido "accidentes" y las apoyas, y te alegras por las que se han quedado embarazadas en vacaciones.

Y luego está el segundo grupo, el de las que pueden quedarse embarazadas pero sufren lo indecible para poder traer a su hijo al mundo, las que pasan por abortos múltiples, por malformaciones incompatibles con la vida, y que cuando al fin tienen a su bebé entre sus brazos te cuentan lo maravilloso que es y te dicen que merece la pena luchar por el hecho de ser madre.

Me siento más cerca del segundo grupo, pero aún así lo siento a años luz de mi, porque en mi fuero interno sé que yo no puedo quedarme embarazada con mis óvulos. Sé que es maravilloso tener la ciencia de mi parte, y sé que sin ella no podría hacer nada, y que cuando la ciencia falle ... y es entonces, a las puertas de mi segunda ovodonación (y casi con total seguridad la última) que me pregunto ¿qué se sentirá siendo las otras?

Y sueño, sueño que un día ... no muy lejano, yo también seré de las otras, aún sin que ellas sepan que no lo soy, y tendré a mi estrella conmigo para hacer inmensamente feliz a su papá.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Deja que se vayan

Clínica Igin en Bilbao by Anónimo

Opinión sobre IVI Madrid by Mary. Chicas no hay 2 sin 3.