Impuntual

Siempre llego tarde ... es mi peor defecto.

Siguiendo mi tónica vital también llegué tarde a la maternidad, circunstancias de la vida. Y cuando llegó el ansiado momento tuvimos que esperar aún más ... la salud es lo primero.

Tras la ilusión, la búsqueda y la frustración intentamos conseguirlo a través de ICSI, pero tristemente la edad jugó en mi contra, y como mi respuesta fue pobre (y no sólo mi respuesta) la decisión fue: ovodonación.

Y en eso estamos, en compensar la impuntualidad con un "lo siento, mi reloj no sonó a tiempo... pero lo importante es llegar"

Así que, a mitad de camino, a 2 semanas de la transfer y con el deseo (y la necesidad) de que funcione.

¿Quién dijo miedo?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Deja que se vayan

Clínica Igin en Bilbao by Anónimo

Opinión sobre IVI Madrid by Mary. Chicas no hay 2 sin 3.