Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

Despidiendo Marzo

Marzo me gusta mucho. Tiene fechas llena de significado para mi. Y desde este año una más. 
Marzo era el mes de mi beta, así que creí que habría aún más cosas, pero no, porque fue negativa.
Marzo es el mes en el que me enteré que mi cuñada se había quedado embarazada, mi negativo coincidió con su positivo ...
Marzo es el mes en que hemos celebrado muchos positivos en la #infertilpandy, y también hemos vivido momentos muy tristes: negativos, pérdidas, ...
Marzo es el mes en el que he devorado, literalmente, un libro cuya lectura os recomiendo "No tires la toalla, hazte un bonito turbante" de Marian Cisterna y del que Inés hizo una preciosa crítica en su blog. Os recomiendo leer la crítica y el libro, que es maravilloso.
Marzo es el mes en el que me di cuenta que había muchas formas de afrontar la infertilidad.
Marzo es el mes en el que, por fin, toda la familia se enteró de todo por lo que estamos pasando, los tratamientos, el gasto infernal, los momentos tristes ... cada un…

Soulmate

Hace tiempo que quería escribir sobre mi compañero de camino, mi Soulmate. Así que aqui me tenéis, a escasos 4 días de decirnnos "I do, I do, I do..." en una ceremonia íntima, sencilla y  nada preparada...
Así somos nosotros, no preparamos  nada, vivimos el aquí y ahora, no es que no lo intentemos, es que no nos sale. Hay días que vivimos a contracorriente, él viene y yo voy, él entra y yo salgo, o viceversa.
Nos conocimos hace tantos años que parece imposible, él recuerda el momento exacto,  y eso que sólo tenía 4 añitos, yo ya tenía 8... fuimos amigos durante años ... vivimos lejos, lejísimos, y nos escribíamos largas cartas, larguísimas a veces ...
Amigos de juegos, de risas, de veranos cálidos ... amigos de inviernos epistolares ...
Y luego, luego fuimos más que amigos, pero menos que pareja ... largas distancias ... vidas ajenas.
Para luego ser pareja ... y luego volver a ser amigos ... y luego volver a ser pareja ... largas idas y venidas ... la vida nos bambolea ... 

Y fue negativo

Negativo el resultado de la beta, bueno negativo no, 0 que suena aún más feo. Eso me dijeron por teléfono.
El resto de este tratamiento ha sido positivo positivisimo, en un momento difícil, sí, quizá eso lo complicó todo, quizá ... o quizá hubiese sigo negativo igual en el momento más tranquilo de mi vida.
No estarán conmigo, mis 5 patitos (las tres últimas transfers) sólo han sido 5 posibilidades, pero no se han quedado, quizá porque, como dice Ely, quien ha de ser aún no ha llegado. Pero también empiezo a plantearme cuándo parar. Y eso será tras un último intento, ni por edad, ni por dinero podremos seguir más allá ... pero aún hay un último cartucho, o eso espero, que tendremos que encender (aprovechando que están cerca las fallas).
Chicas no os rindáis, la mayoría de la gente lo consigue. Este no es un blog para la desesperación, es un blog para la esperanza.

Sin síntomas

El lunes es mi beta. ¿Nerviosa? yo creía que no, pero por lo visto sí porque he dormido fatal esta semana.
El lunes saldré de dudas. Esta espera ha sido corta, en comparación con la primera y la segunda, y eso que la segunda me pilló en unas preciosas vacaciones de verano.
Esta espera ha sido diferente, no me he mirado tanto como en las otras, pero me he observado al menos un poquito, y oye, ni un sólo síntoma. O eso me parece a mi, no me duelen los ovarios, no tengo dolor de regla, no tengo dolor de pecho, no nada...
Los únicos síntomas han sido oníricos, mi soulmate soñó que estaba embarazada de gemelos, yo soñé que amamantaba a un bebé. Raro ¿eh?
Y esta mañana me he levantando pensando en que la gente que conozco que se ha quedado embarazada sin estar buscándolo no notó nada, hasta que no le bajó la regla en un par de meses. Y que los síntomas son hormonales, y estoy a tope de hormonas. Y me justifico por si es negativo, y me justifico por si es positivo. 
Sólo 24 horas más asinto…

Mi OVO milagro

Con el nuevo año empezaron los "trámites" para mi nueva ovodonación (la segunda). El 12 de Enero me pinchaba el decapeptyl y esperaba pacientemente mi regla, que bajó a finales (el rango tras pinchar el decapeptyl es de 4 a 20 días  me contó mi gine).
Con la regla aquí, y una cita para ver a mi hematólogo, empecé con la meriestra el día 30 de enero. Mi primer control fue el 12 de febrero, pero no había crecido mucho mi útero, que es un poco vaguete, así que me citaron de nuevo para un nuevo control el 18 de febrero. Para este día ya estaba tomando: ácido fólico, adiro, meriestra y me pinchaba heparina (un festival!).
Como el 18 mi gine vio que estaba fenomenal avisó al departamento de ovodonación para dar el arranque y a partir de aquí, todo se volvió una locura. Muchos ya sabéis que mi único soltero hermano había tenido una hemorragia cerebral y le hicieron una neurocirugía, con lo cual todos estos acontecimientos se mezclaban con mis viajes a más de 300 km, mis idas y ven…