Entradas

Mostrando entradas de abril, 2014

8

Imagen
El 8 es mi número de la suerte, ya sabes, las cifras de mi cumple suman 8.
8 es el número mágico e infinito (es infinito en su verticalidad), el número de la perfección y de la regeneración.
8 es el número de la bola negra de la suerte.
8 es el número atómico del oxígeno.
8 es el número que correspondía al cielo de las estrellas fijas (Firmamento) y simbolizaba el perfeccionamiento de los influjos planetarios.
8 simboliza la buena suerte y la abundancia.


8 ovocitos fecundados

¿será mi tiempo para la buena suerte, la abundancia y el amor infinito?

Te espero amor, el viernes a las 12.30 ;)


Esperando a la Ovodonación

Como quién espera a la lluvia que moja tu cuerpo y lo nutre...
Todo va, va, pasito a pasito ... ayer tuve unas manchitas, aterrorizada llamé para que parasen la punción (que era hoy). Me citaron para eco esta mañana y todo va bien, sólo un susto, cosa de las "pastis".
Mi útero está normal, 8 cms, trilaminar, esperando...
Empiezo con utrogestan (2 cada 12 hora, intravaginal) y sigo con meriestra (4 al día, 3 orales 1 vaginal).
Mis nervios a flor de piel, cuánto falta aún!!!!

Y para calmar los nervios trabajo trabajo y trabajo, y por si me queda tiempo me busco algo que hacer, como escribir mis pensamientos mientras escucho "Bailando" de Enrique Iglesias, que supone un subidón!
Yo quiero estar contigo, vivir contigo, bailar contigo ... pequeñín, yo te enseñaré a reir a carcajadas y a bailar a todas horas, y aunque no lleves mis genes llevarás mi alma....

Empieza la cuenta atrás

Hoy he tenido cita con la ginecóloga, mi útero mide 6,1 cm, justito justito para empezar.
En vez de 3 dosis de Meriestra de 2 mg tengo que tomar 4 (la cuarta intravaginal, flipa!!!). Cuánto estoy aprendiendo, a pesar de ser de biosanitarias.
Ya han dado la orden para iniciar el ciclo de la Donante, qué nervios!
En los próximos días, mientras cuento lo que va ocurriendo, también contaré cómo he llegado aqui. Como en mis películas favoritas, en flashback.

Impuntual

Imagen
Siempre llego tarde ... es mi peor defecto.
Siguiendo mi tónica vital también llegué tarde a la maternidad, circunstancias de la vida. Y cuando llegó el ansiado momento tuvimos que esperar aún más ... la salud es lo primero.
Tras la ilusión, la búsqueda y la frustración intentamos conseguirlo a través de ICSI, pero tristemente la edad jugó en mi contra, y como mi respuesta fue pobre (y no sólo mi respuesta) la decisión fue: ovodonación.
Y en eso estamos, en compensar la impuntualidad con un "lo siento, mi reloj no sonó a tiempo... pero lo importante es llegar"
Así que, a mitad de camino, a 2 semanas de la transfer y con el deseo (y la necesidad) de que funcione.
¿Quién dijo miedo?